Potential Risks 
 
 
 
 
La medicina con control sanguíneo, al igual que cualquier otro procedimiento quirúrgico, implica ciertos riesgos y beneficios. Las principales ventajas de la medicina con control sanguíneo es que permite a la gente evitar posibles reacciones y contaminantes sanguíneos, atiende problemas de suministro sanguíneo y se ajusta a cualquier creencia religiosa que prohíba el uso de sangre donada. Aún no se han estudiado a fondo los riesgos y beneficios de los métodos de control sanguíneo, en comparación con la medicina tradicional.

Uno de los riesgos de elegir la medicina con control sanguíneo es que si usted sufre una hemorragia considerable y declinó el uso de derivados de sangre donada, puede sufrir una grave pérdida de sangre. Los adultos saludables pueden perder hasta un 20% de su volumen normal de sangre sin sufrir daños permanentes, o quizá más, si la pérdida es lenta. No obstante, la pérdida severa de sangre puede ocasionar complicaciones que ponen la vida en riesgo, como baja presión arterial, cambios de acidez de la sangre y menor suministro de oxígeno, tres condiciones que pueden dañar órganos mayores como el cerebro, el corazón y los riñones.

Si está pensando en un procedimiento con control sanguíneo, consulte primero a su doctor o comuníquese con un centro de medicina con control sanguíneo, para ver si es adecuado para usted.